Language: Español
Zermatt. No matter what
 

*150 años de la primera ascensión a la cima

Usted se encuentra aquí:: _ Home _ 150 años de la primera ascensión a la cima _ Información sobre el Matterhorn:

Información sobre el Matterhorn:

El Matterhorn es mucho más que un milagro de la creación. Debido a su forma y a su situación aislada está considerado como la esencia de una montaña, pero es algo más: no existe en el mundo ninguna otra montaña cuya forma natural se asemeje tanto a una pirámide como la del Matterhorn. La forma piramidal simboliza la unión de la naturaleza y de la cultura, del paisaje y de la historia. Como consecuencia de enormes tensiones terrestres, África y Europa se acercaron hace cien millones de años. El océano entre los continentes empezó a retroceder y 50 millones de años más tarde comenzaron a formarse y a surgir grupos de rocas. El Matterhorn nació de las moles de roca que presionaban hacia arriba. Se convirtió en el símbolo de Suiza, en la montaña más hermosa y más fotografiada del mundo.

La primera ascensión a la cima del Matterhorn tuvo lugar el 14 de julio de 1865. Cuatro de los siete jóvenes, guiados por el inglés Edward Whymper, perdieron la vida en la gesta. Zermatt y el accidente en Matterhorn estuvo en boca de todo el mundo. Junto con otras reliquias relativas al primer ascenso, en el museo de Matterhorn puede verse la cuerda que unía a Edward Whymper y a los Taugwalder, padre e hijo, con el resto de la desafortunada cordada durante la escalada y que se rompió durante el descenso.

Origen del nombre
En escritos de la Edad Media, el Matterhorn aparece por primera vez bajo el nombre de «Mons Silvus». El nombre sufrió después diversas transformaciones pasando a ser «Mons Servinus» y «Mons Servin» y acabar llamándose en francés «Cervin» y en italiano «Cervino». Los etimólogos lo logran ponerse de acuerdo sobre el origen, algunos suponen que proviene del latín «silva» (bosque) y otros quieren ver detrás la palabra italiana «cervo» (ciervo).
En 1581 el Matterhorn aparece por primera vez como «Mont Cervin», después como «Monte Silvio» y «Monte Servino». El nombre alemán «Matterhorn» aparece por primera vez en 1682. Este nombre se deriva seguramente de «Matte», es decir, la extensión del valle cubierta de hierba que hay por debajo de la Garganta del Gorner, que hoy en día se encuentra prácticamente cubierta por el pueblo de Zermatt (del alemán, ‘zur Matt’, «en dirección al prado»). Entre los locales, la montaña también recibe el nombre de «ds’Hore» (El Cuerno, en el dialecto de Zermatt) o «ds’Horu» (en el dialecto del Alto Valés).

Historia
Desde 1857 se llevaron a cabo varios intentos frustrados de escalar el Matterhorn, la mayoría de las veces por el lado italiano.

Edward Whymper logró ya en el sexto verano, en julio de 1865, llegar hasta Valtournenche. Durante cinco veranos Whymper fracasó en el intento de escalar la montaña que se consideraba el rey de los Alpes y se suponía inalcanzable. No se trata de la cima más alta, el Monte Rosa, justo al lado, lo supera en casi 170 metros, pero la pirámide de piedra inspira respeto e impone en lo alto del masivo cuerpo de roca, realzándolo como algo extraordinario y desafiando hasta el momento a todo aquel que intentara conquistarla. Cada uno de los intentos de escalada frustrados, reforzaban la superstición acerca de su inaccesibilidad. Tal era así, que incluso guías de montaña locales con gran experiencia a sus espaldas rechazaban las generosas ofertas de jefes de expedición extranjeros. Sin embargo, el británico no creía en los demonios de la montaña y su plan se guiaba por reflexiones meditadas. Había estudiado a conciencia los libros de Horace Bénédict de Saussure y llegó a la conclusión de que la montaña no debía abordarse por el lado italiano del Sudoeste, sino dando un rodeo por la cresta suiza del Noreste. ¡No debían salir desde Breuil, sino desde Zermatt! Justo allí donde el Mont Cervin recibe el nombre de Matterhorn. El inglés Edward Whymper cayó allí en picado en una ocasión desde una altura de más de 60 metros.
En 1872, John Tyndall escaló por primera vez el lado Suroeste en compañía de los guías Bennen, Anton Walter, Jean-Jacques y Jean-Antoine Carrel, lo que hoy se conoce como el Pic Tyndall. La continuación del ascenso subiendo por el Liongrat le parecía algo imposible. El Liongrat le seguía pareciendo a Whymper algo inalcanzable. Por eso intentó convencer a su amigo Jean-Antoine Carrel de realizar la escalada por el lado de Zermatt. Este insistía en querer realizar la ascensión por el lado italiano. En julio de 1865, Whymper se enteró por casualidad por un camarero de Breuil que Carrel, sin decírselo a Whymper, había vuelto al Liongrat. Whymper se sintió engañado y se apresuró en llegar a Zermatt para reunir allí a un equipo e intentar inmediatamente el ascenso por el Hörnligrat.

El 14 de julio de 1865, la cordada de Whymper que consistía de 7 personas logró el primer ascenso. El grupo subió por el Hornligrat a la espalda de la montaña y siguio ascendiendo por la zona donde actualmente se encuentra la cuerda fija y esquivando la pared norte. Edward Whymper fue el primero en alcanzar la cima. Le siguieron el guía de montaña Michel Croz (de Chamonix), el reverendo Charles Hudson, Lord Francis Douglas, D. Robert Hadow (todos ellos ingleses) y los dos guías de Zermatt, Peter Taugwalder (padre e hijo). Carrel y su grupo la descubrieron desde muy abajo, estando en el Pic Tyndall. En el descenso de la primera escalada, los primeros cuatro miembros de la cordada (Croz, Hadow, Hudson y Douglas) sufrieron una caída mortal por encima del llamado «hombro de la montaña» en la pared norte. Tres de los cadáveres fueron rescatados algunos días después en el glaciar del Matterhorn, el cuerpo de Lord Francis Douglas no llegó a encontrarse nunca. Tres días después, también Carrel logró la ascensión atravesando el Zmuttgrat (la llamada galeria Carrel) por la pared oeste superior desde el final norte del «hombro» italiano y concluyendo por ahí su ascensión.

Records en el Matterhorn
  • Pared norte del Matterhorn en 1 hora 56 minutos por Ueli Steck en solitario
  • Desde Zermatt a pie hasta la cima en 3 horas 45 minutos por Troillet, Marti, Farquet
  • Desde la cabaña Hörnli hasta la cumbre ida y vuelta hasta la cabaña en 2 horas y 33 minutos por Simon Anthamatten y Michi Lerjen
  • El escalador de mayor edad: Ulrich Inderbinen coronó en 1990 el Matternhorn a los 90 años.
  • El escalador más joven fue Kevin Lauber (hijo del durante años vigilante de la cabaña de Hörnli), que en 1999 a los 8 años coronó el Matternhorn por primera vez
  • El mayor numero de ascensos se le atribuyen al Richard Andenmatten quien ha estado más de 800 veces en la cima
  • El 23 de agosto de 2011, el guía oriundo de Zermatt, Andreas Steidl, que entonces contaba con 22 años corrió y escaló hasta la cumbre en 2 horas 57 minutos desde la aduana situada al final del pueblo de Zermatt hasta la cima.
  • Ruta Bonatti: A finales de septiembre de 2011 los escaladores de Zermatt Patrik Aufdenblatten y Michael Lerjen lograron ascender por la cara norte en 7 horas 14 minutos.


Cifras y hechos
Altura4.478 m sobre el nivel del mar
Primera ascensión14 de julio de 1865
Rutas
  • Las crestas más conocidas son: Furggrat, Hörnligrat y Zmuttgrat.
  • La ruta más transitada: Hörnligrat.
  • La ruta más difícil: la pared norte.
Número de muertes
desde la primera ascensión
500 (estado al final de la estación estival de 2011). Cada año intentan subir a la cima del Matterhorn acompañados de un guía de montaña entre 300 y 400 personas, de entre los cuales unas 20 personas no lo logran. Sin guía lo intentan cada año unas 3.500 personas de las que los datos dicen que un 65% abandonan. El motivo suele ser la falta de condición física y el vértigo. A menudo el tiempo no acompaña, las condiciones climatológicas cambian muy rápidamente (bajada de temperaturas, tormentas). A menudo los rescates deben llevarlos a cabo Air Zermatt (fundado en 1968). Los días en los que las condiciones son óptimas, lo intentan hasta 300 alpinistas por hora.
 
Temporada ideal para el ascensoDe julio a septiembre  
  
  
Zermatt Tourismus | Tel +41 27 966 81 00 | info@zermatt.ch